martes, 15 de noviembre de 2016

//

"La magia del orden" Marie Kondo

La magia del orden
Marie Kondo
Género: Autoayuda
Editorial: Aguilar
Páginas: 200
Precio: 15€


Sinopsis:
A través de Ordena tu casa… ¡y tu vida!, Marie Kondo transforma tu hogar en un espacio limpio y ordenado de manera permanente, con unos resultados que te sorprenderán y cambiarán tu vida.
Transforma tu hogar en un espacio limpio y ordenado de manera permanente, ¡y sorpréndete de cómo cambia tu vida!

Marie Kondo, la experta en orden japonesa, te ayudará a acomodar tus espacios de una vez por todas con su sencillo método KonMari. La clave para mantener el orden exitosamente está en acomodar los objetos de tu casa, habitación, apartamento, estudio u oficina en forma correcta, manteniendo solo lo que realmente amas y limpiándolo todo a la vez.

Este método increíblemente fácil no solo transformará tu espacio, también te cambiará a ti. Te sentirás más seguro, exitoso y motivado para crear la vida que quieres.


Opinión:
Este libro y la autora están en boca de millones de personas. Seguramente ya lo has leído, has visto algún vídeo sobre este método o estás pensando en leerlo. En lo personal me he puesto con él porque odio limpiar pero lo hago porque no es cuestión de coger el tifus por terminar viviendo en una pocilga, pero aunque lo haga más o menos asiduamente jamás está la casa ordenada. Es algo que aunque sea vaga y odie limpiar y ordenar, reconozco que siempre me ha llamado la atención. Por poner un ejemplo, en la bibliteca central de la uni a la que iba, de vez en cuando ponían libros para que la gente se los llevase porque ya no les servían y yo cogí varios de los que había allí aún habiendo de diferentes temas, dos sobre organización... Dos tochazos impresionantes. 

Total, que entre unos y otros he decidio probar suerte, a ver si suena la flauta, se me abre el cielo y consigo tener esto más o menos en orden.

Tras leerlo os puedo decir unas cuantas cosas:

No dice nada nuevo, solo utiliza la lógica: ¿Qué narices nos han dicho nuestras madres durante años y años? Que después de usar algo lo llevemos a su sitio, que para qué nos compramos equis cosas si tenemos de eso ya en casa y cosas por el estilo, ¿verdad? Pues después de mil historias y vueltas viene a decir lo mismo. Que después de tirar más o menos cosas y organizarlas en un solo lugar (importante), cada día devolvamos esa cosa a cada lugar para no sufrir el efecto rebote.


Que tiremos lo que no nos haga felices, lo que realmente no necesitemos... Ni lo explico. Otro gran descubirmiento de Marie Kondo, la cual se ha hecho famosa por ello, está ganando pasta por ello, y nuestras madres rompiéndose los cuernos trabajando en vete a saber qué cuando nos lo llevan diciendo desde el mismísimo destete. 

Es un libro escrito por una oriental para orientales: Me gustaría  mirar por un agujerito a las personas que lean este libro para ver sus reacciones cuando la autora habla de cómo, cuando se desecha algo, lo debes coger entre tus manos, mirarlo y decirle en voz alta gracias por haberme servido y cosas así. Además, cada día, al irte debes despedirte de la casa; al volver, darle gracias por seguir allí (sí sí, tal cual) y hacer lo mismo con todo lo que lleves puesto y te vayas quitando, incluidas las bragas y calcetines. Me imagino a la gente tal que así:


También hay un algo, llamadlo rollo, ambiente, pensamiento, filosofía o directamente equis algo, que encaja allí en oriente, pero no aquí. Mi cara leyendo esas cosas era un poema. ¿O alguien de aquí al desvestirse da las gracias hasta a su tanga y voy a ser yo la única esclavista de ropa?

Con esto ni me estoy riendo de su costumbre ni de su filosofía (creo recordar que es shintoista), simplemente creo que es algo que no pega nada en occidente y por lo tanto con nosot@s. Vosotr@s hoy llegad a casa y antes de entrar decid en voz alta mirando a vuestra casa gracias por seguir aquí y servirme de cobijo, luego despediros por la mañana, repetid esto un par de veces y ocurrirá una de estas dos cosas: Primera, no se acercará a ti ni el gato callejero al que alimentas; segundo, vendrá un furgón blanco con gente que querrá cogerte para darte un abrazo tipo oso, ofrecerte drogas y llevarte a algún sitio cómodo y calentito.

Por poner otro ejemplo, habla de los armarios de allí, de los armarios japoneses, donde según dice caben electrodomésticos pequeños y medianos además de palos de golf... A la mayoría de aquí nos metes eso en el armario y nos tenemos que comer la ropa porque nos deja sin sitio para guardarla.

¿Funciona entonces este método? Ni pajolera idea. Para mí está lleno de cosas obvias, otras no tanto y alguna que otra que no conocía, por lo que no entiendo el boom de este método más allá de por donde  le da a la gente. Un ejemplo de este por donde le da a la gente: Una chica japonesa subió hace cuatro o cinco años a youtube un vídeo para enseñar a hacer el cheescake japonés o algo así y como quien escucha llover. Fue como subir otro vídeo cualquiera. Hace cosa de meses alguien con más seguidores vio el vídeo, lo compartió por ahí y ahora esa japonesa es mundialmente conocida y su canal ha pegado una subida en cuanto a suscriptores que pa qué. Repito, por donde le da a la gente.

No es un método revolucionario. No descubre nada que no se sepa ya. ¿Por ello no funciona? Pues tampoco. Hay veces que es tan obvio algo que pasamos de largo, que pensamos que algo tan de cajón no puede funcionar o ya todo el mundo tendría eso solucionado. Yo que sé.

No puntuaré este libro, ya que creo que para decir si le doy un aprobado o no primero tendré que saber si funciona... Que lo hace, le pondré muy buena nota; que sí pero no, un sufi, porque oye, hacerme tirar ciertas cosas ya es todo un logro; que no ayuda en nada, un insuficiente. ¿Cómo sabréis vosotr@s si me sirve o no? Muy sencillo. En este mes quiero llevarlo a cabo, como muy tarde antes del puente de diciembre, ya que en dicho puente suelo decorar la casa y me gustaría tenerla ya arreglada. Seguramente escriba un post contando la experiencia, pero no puntuaré en ese momento. Para nada. Puntuaré pasados varios meses, como muy tarde para Semana Santa, ya que ella repite hasta la extenuación que ningún cliente cae en el efecto rebote. Cuando vea si es cierto o no, os contaré y entonces puntuaré. Mientras no.

¿Recomiendo entonces este libro? Sin saber si funciona o no... A ver, no me parece que descubra nada nuevo, ya lo he dicho, pero tampoco es una basura. No sé, ni sí, ni no, ni todo lo contrario. 

Y por último una breve nota sobre hacer caso al cien por cien lo que dice la autora... Yo cogería ciertas cosas con pinzas, no me refiero a dar las gracias a tus bragas, eso es cosa vuestra y de vuestra intimidad, pero no esperaría tener la casa ultramega arreglada como  la suya. ¿Por qué? Porque la autora comenta ciertos aspectos de su vida que a cualquiera le hacen pensar que no es una excéntrica de la limpieza y el orden como ella dice, sino que sencilla y llanamente lo que tiene es una obsesión con el tema. No es normal ponerse a llorar por ver cierto desorden o mancha en el baño como le pasó a ella. No es normal coger los berrinches que cogía por ver desordenada la casa donde vivía con su familia (lo típico en cualquier casa), no es normal que entre en los dormitorios del resto de su familia para husmear qué tienen y qué no para tirar lo que ella crea que no necesitan aún sin preguntarles a ellos. No es normal. No puede serlo. Para mí no es ser excéntrica, es necesitar ayuda de un profesional de la salud mental. 

Haced las cosas con cabeza. Si a ti te da alegría tirar cosas ajenas sin preguntar a nadie, te jodes y te aguantas sin hacerlo. No todo se basa en me da alegría, hay que saber lo que se puede hacer y lo que no.

2 Comentarios

Añadir comentario
  1. Arantxa dijo... 16 de noviembre de 2016, 20:29

    Me ha encantado tu reseña xDD me llamaba un poco el libro porque soy un poco tú...me cuesta eso de ponerme a limpiar y para colmo soy muy apegada a mis cosas, con lo cual me cuesta tirarlas aunque no tengan ninguna utilidad actual...Esperaré a leer tu post comentando tu experiencia al respecto, a ver cómo acaba el experimento :)

    un saludo ^^

    Responder
  2. MJ dijo... 17 de noviembre de 2016, 17:29

    @Arantxa: Ponte con él si te llama la atención, aunque tal vez te convenga leer directamente el ilustrado, ya que al año de publicar el que comento aquí, publicó otro donde salen imágenes de cómo hacer las cosas... Supongo que será lo mismo pero con dibujitos.

    Responder

Publicar un comentario

Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

-Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
-Comenta algo relacionado con la entrada.
-NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
-Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.